Cáncer de Tiroides

Recordemos que la tiroides está compuesta de un tejido llamado folículo, y en su interior se generan las hormonas tiroideas. Estos folículos están conectados entre ellos por un tejido conectivo que técnicamente se denomina tejido parafolicular. Es importante aclarar esta diferencia, ya que de acuerdo al tejido donde se desarrolle el cáncer le da el nombre al mismo.

Da clic para agrandar

Tipos de Cáncer Diferenciado

1. Carcinoma Papilar: Es el más común dentro de los tumores malignos de tiroides, con un rango de presentación entre el 40% al 80% de los cánceres de tiroides. Resulta frecuente en este tipo de cáncer la presencia de metástasis ganglionares. (Suárez Nieto, 2002)

Su tasa de sobrevivencia es alrededor del 90%. La metástasis más común se presenta en los ganglios del cuello, entre un 50% a un 75% de acuerdo al tamaño del carcinoma papilar; lo que puede generar una mayor probabilidad de recurrencia (repetición) que no disminuye la mortalidad.

La tasa de metástasis a distancia (que se produzca en otros órganos) raramente supera el 10% de los casos, principalmente se encuentran casos en la infancia y se localiza en pulmón y hueso. Su probabilidad en mujeres es de 3:1 con relación a los hombres.

2. Carcinoma Folicular: A diferencia del papilar, este cáncer constituye entre el 5% y el 15% de los cánceres de tiroides. Por lo general es un nódulo solitario que se incrusta a la glándula, sólido, quístico o fibroso. Su tasa de supervivencia es de un 95% y generalmente no genera metástasis ganglionar. (Rodríguez C., 2003).

Es asociado a poblaciones con bajo consumo de yodo, con bocio leve y por lo general en edades superiores a los 40 años. Al igual que el papilar, su probabilidad en mujeres es de 3:1 con relación a los hombres.

Tipos de Cáncer No Diferenciados

1. Carcinoma Medular: Este cáncer se genera de las células parafoliculares, es decir, las que rodean los folículos, denominadas células C. (Rodríguez C., 2003). Representa aproximadamente el 5% de todos los tipos de cáncer de tiroides. Este tipo de cáncer puede ser esporádico o hereditario. (Suárez Nieto, 2002). Se presenta como una masa tiroidea dura, con calcificaciones y metástasis ganglionar a nivel del cuello. (Suárez Nieto, 2002)

Puede presentar metástasis a distancia en una etapa tardía, en órganos como hígado, hueso y cerebro. Se presenta en mayor porcentaje en las mujeres. Debido a que se desarrolla a partir de las células C, es medible por la cantidad de calcitonina que se encuentre en sangre.

 

2. Carcinoma Anaplásico: Tienen un crecimiento rápido, invadiendo la glándula tiroides y el cuello generando sensación de presión y dolor. (Crile, 1982) Representan del 2% al 30% de los cánceres de tiroides, presentándose como una masa de gran tamaño y dureza fijándose se manera invasiva a las diferentes estructuras del cuello, con síntomas como ahogo al respirar, dificultad para tragar y hablar. También pueden presentar metástasis ganglionar y a distancia. (Suárez Nieto, 2002)

Por lo general se presenta en pacientes mayores de 50 años; es más probable encontrarse en hombres que en mujeres, en medida 2:1. Puede presentarse por exposición continua a radiación. Su tasa de sobrevivencia es baja. Por lo general requiere de tiroidectomía, radiación e incluso quimiterapia; a veces es necesaria incluso una traqueostomía para poder mantener funcionales las vías respiratorias del paciente.

Bibliografía

Brindamos apoyo en su proceso médico a pacientes que tienen o padecieron cáncer de tiroides y acompañamiento para mejorar la calidad de vida de pacientes y cuidadores

Crile, G. (1982). Cáncer de Tiroides. Tribuna Médica, 16-20.
Rodríguez C., A. (2003). Tumores de Cabeza y Cuello. Manual Moderno.
Suárez Nieto, C. (2002). Oncología de Cabeza y Cuello. ARS Médica, 121-130.

Facebook Comments